Depilación con cera

La depilación con cera es una de las técnicas más utilizadas y efectivas para extraer el vello desde el folículo, lo que retrasa su crecimiento. Se aplica una capa de cera sobre la piel, se espera unos segundos y se retira de un tirón en dirección contraria al crecimiento del vello. 

Para realizar este método es conveniente preparar la piel previamente. Se aconseja al paciente realizar una exfoliación suave en los días previos a su sesión, de manera que se libere el vello enquistado. Una vez en nuestro centro, nos aseguramos de que la piel esté limpia y completamente seca para proceder a la depilación.

Existen distintos tipos de cera para atender a las necesidades de cada persona en función de su tipo de piel, como la cera caliente o fría.

La depilación con cera caliente es una de las más comunes. La cera se adhiere a la piel abriendo el poro, para que sea más fácil la extracción del pelo desde la raíz. Es un método prácticamente indoloro.

Se puede aplicar a la gran mayoría de pacientes, exceptuando a aquellas personas que padezcan de problemas de varices y de circulación. Para llevarla a cabo se recomienda evitar la exposición solar al menos durante 24 horas antes y después de la depilación, así como aplicar frecuentemente alguna crema hidratante una vez retirado el vello.

Por su parte, la depilación con cera fría está especialmente recomendada para pieles muy sensibles, y se realiza más habitualmente en épocas de altas temperaturas, como en verano.

Para obtener unos resultados óptimos con la cera fría es recomendable que los vellos de la zona a depilar tengan al menos una longitud de tres milímetros, lo que facilitará la adherencia de la cera al pelo.

Por otro lado, debemos procurar que el área que se vaya a depilar no esté húmeda, de manera que no se deben adoptar prácticas como darse una ducha antes de realizar la sesión.

Recomendado a…

…personas que buscan una depilación temporal y efectiva del vello.

¿Cada cuánto tiempo debe realizarse?

La frecuencia ideal para mantener una depilación perfecta es una vez al mes.

¿Cuáles son sus principales beneficios?

  • Un efecto duradero. En cada sesión, el folículo piloso se debilita cada vez más, por lo que el vello crece más lentamente y de forma más débil.
  • Se puede aplicar en todo el cuerpo. La cera es apta para emplear en pequeñas zonas como las del rostro (labios, cejas…) y en áreas más amplias, como piernas, brazos, axilas, ingle, pecho y espalda.
  • Es un método indicado para casi todos los tipos de pieles. Al trabajar con distintos tipos de ceras, tanto frías como calientes, el método se puede adaptar a las necesidades de cada piel y a los gustos de cada paciente, logrando eliminar el pelo de una manera respetuosa y no dañina.
  • Elimina las células muertas. La depilación con cera contribuye a erradicar las células muertas que se van adhiriendo a los tejidos de la piel, de manera que las zonas en las que se aplica quedan con un aspecto más saludable y un tacto más suave y estético. Este tipo de depilación se utiliza a modo de exfoliante.
  • No genera irritación. A diferencia de otros métodos caseros, como la rasuración, la cera no irrita ni enrojece la piel si se realiza por profesionales y con un método adecuado.

¿Qué pasos deben seguirse después de la depilación con cera?

  • Evitar el bronceado, tanto natural como en cabina, entre 24 y 48 horas después de realizar la sesión de depilación.
  • Evitar jacuzzis, saunas y baños de vapor, así como duchas muy caliente, entre 24 y 48 horas después de realizar la sesión de depilación.
  • Después de la depilación brasileña o en la zona de la ingle, utilizar ropa interior limpia y de algodón, para mantener a la raya a los gérmenes y las infecciones.
  • Emplear productos post depilatorios de calidad. Son necesarios para mantener la hidratación tras las sesiones de cera. Además, ayudarán a refrescar y calmar la piel. Su acción desinfectante también contribuye a combatir posibles bacterias.

Mitos sobre la depilación con cera

Es habitual leer y escuchar diversos mitos sobre la depilación con cera que son frecuentemente desmentidos por los expertos:

  • La cera no elimina más rápidamente el bronceado. El tono moreno depende de la producción de melatonina de la piel, por lo que no se evade al realizar la depilación con cera. Sin embargo, sí es verdad que el efecto exfoliante de este método puede hacer que la piel luzca momentáneamente menos brillante, al eliminarse las células más superficiales de la piel.
  • Esta técnica no causa varices. Aunque no es recomendable que la cera caliente sea aplicada en personas con problemas de circulación o de varices al estar la piel más sensible, es falso que este método de depilación cause ningún perjuicio estético o de salud. Las varices se deben a otros motivos, como la predisposición genética o el sedentarismo.
  • La cera puede ser empleada por mujeres embarazadas. No hay ninguna contraindicación, aunque lo ideal es que antes de proceder a una depilación completa se haga una prueba en una zona pequeña y poco visible, ya que la piel de las mujeres embarazadas es más sensible y en ocasiones resulta más molesto el tirón de la cera.